Juan Manzur y Máximo Kirchner se reunieron en la Casa Rosada para discutir el tramo final de la campaña

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el jefe del interbloque del Frente de Todos y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, se reunieron esta mañana en la Casa Rosada, cuando comienza el tramo final de la campaña antes de las elecciones que tendrán lugar el 14 de noviembre.

El Gobierno busca revertir los resultados adversos de las PASO en las generales y para ello intenta aceitar las relaciones internas, atravesadas por fuertes diferencias. La foto de ambos dirigentes es la muestra de un vinculo que, según advierten en el oficialismo, se aceitó con el paso de los días

Esta mañana a las 8.10, Manzur recibió en su despacho de la Casa de Gobierno a los principales sindicalistas que representan los gremios de transporte. Hasta Balcarce 50 llegaron Sergio Sasia (Secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte), Juan Schmid (Dragado y Balizamiento), Omar Pérez (Federación de Camioneros), Pablo Biro (APLA), Raúl Durdos (SOMU), Marcos Castro (Centro Capitanes Ultramar y Oficiales), María Cañabate (SUTPA), Juan Brey (A.A.A.) y Jorge García (SPT).

Minutos después de empezado el encuentro -a las 8.40-, se sumó el presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Máximo Kirchner, que participó de la reunión sindical y luego se quedó 40 minutos más en una charla mano a mano con Manzur.

Tanto Kirchner como Manzur están metidos de lleno en el tramo final de la campaña. El tucumano mantiene un vinculo permanente con los gobernadores y empezó a recibir intendentes en los últimos días. Mezcla gestión y campaña, mientras intenta mantenerse el ritmo que le quiso imprimir a su nueva era dentro del gobierno nacional.

El líder de La Cámpora es la voz más pura del kirchnerismo representada en todos los encuentros de campaña que hay. Abocado completamente a poder achicar el margen con Juntos por el Cambio, Máximo Kirchner pasa sus días trabajando en lo que le queda hasta las elecciones y en el día después de los comicios.

“Junto al diputado nacional y jefe del bloque Máximo Kirchner analizamos los proyectos que nuestro espacio político impulsa en el Congreso para potenciar la producción, garantizar la salud pública, cuidar el trabajo y la mesa de los argentinos y las argentinas”, sostuvo Manzur sobre el encuentro con el referente camporista.

Al finalizar el encuentro con los dirigentes sindicales, Manzur comunicó: “Trabajamos diariamente, escuchando a todos los sectores, para poder avanzar en la construcción de un país con más derechos y oportunidades. Esa es la instrucción que me ha dado el presidente, acompañar cada necesidad para reconstruir la Argentina e impulsar el desarrollo de un país productivo”.

Sergio Sasia, que uno de los gremialistas que habló después de la reunión, aseguró que la presencia del diputado facilitó la posibilidad de coordinar una mesa de trabajo conjunta. “Asumimos el compromiso de trabajar juntos. Vamos a militar para la elección del 14, que creemos que tenemos posibilidad de revertir el resultado, pero principalmente con miras al futuro”, señaló

En ese sentido, destacaó: “Vamos a priorizar las coincidencias y las responsabilidades que tenemos, con el compromiso de él también de generar esas mesas de trabajo, con el Gobierno y los trabajadores, todos los representantes del transporte, para avanzar”.

El secretario general de la CATT sostuvo que en las elecciones se juegan “dos modelos de país”, el de Juntos que “viene por las conquistas de los trabajadores, y que no se preocupó por el empleo y el desarrollo”, y el modelo de país del Frente de Todos que “impulsa la producción, la generación de empleo, y la industria nacional”.

En los próximos días los ministros del Gobierno volverán a juntarse con el asesor catalán Antoni Gutiérrez Rubí para plantear la última semana de campaña. Para el consultor esos últimos siete días son claves para tratar de aumentar el caudal de votos. Es el momento en que la gente decide.

El gobierno nacional se inclina a reforzar el voto propio y polarizar con la oposición. Entienden que de esa forma podrán asegurarse los votos peronistas que no tuvieron en las PASO, aunque saben que es muy posible que no les alcance para poder ganar la elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *